Quito. La empresa estatal Petroecuador levantó la fuerza mayor en sus exportaciones de crudo y normalizó todas sus operaciones tras la llegada de un debilitado tsunami a las costas del país, dijo el sábado un portavoz de la empresa.

"Petroecuador comunica que a partir de hoy 12 de marzo se ejecutarán normalmente todas las operaciones tanto de importación como de exportación", dijo el portavoz de la firma.

En Ecuador se mantuvo hasta esta madrugada un estado de alerta preventiva por temor a que las olas producidas tras el terremoto de Japón pudieran golpear a la nación sudamericana.

El sector petrolero del miembro más pequeño de la OPEP igualmente volvió a la normalidad.

Para el sábado estaba previsto un despacho de 360.000 barriles de crudo desde el puerto de Balao, en la provincia costera de Esmeraldas, destinados a Petrochina y Ecopetrol.

Por su parte, el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), un ducto de propiedad de las petroleras extranjeras que operan en el país con capacidad de 450.000 barriles diarios (bpd), retomó las operaciones marítimas, que fueron suspendidas el viernes temprano ante la amenaza del fenómeno.

"OCP ECUADOR S.A. informa que el día de hoy (sábado) reanudó sus operaciones marítimas y procederá a la carga del buque Everest prevista para ayer (viernes)", dijo la empresa en un comunicado.

La oferta exportable de la pública Petroecuador asciende a 160.000 barriles diarios (bpd).

El país tiene acuerdos de intercambios de crudo con derivados con Venezuela, Uruguay y Chile.