Londres. Los futuros del petróleo Brent superaban el lunes los US$110 por barril tras unos datos más fuertes del sector manufacturero chino que sugirieron que la economía mundial evitaría una recaída en la recesión.

Eso apuntalaría el consumo de combustible y contrarrestaría los temores sobre los débiles datos europeos.

El vasto sector manufacturero chino repuntó el ritmo de actividad en octubre, cortando una contracción de tres meses y subrayando la resistencia de la segunda mayor economía del mundo, de acuerdo con un índice de gerentes de compras de HSBC.

El dato de los gerentes de compras, que subió a 51,1 en octubre desde 49,9 en septiembre, atenuó los temores de los inversionistas a una abrupta desaceleración de la economía china que podría enviar a la frágil economía global a una recesión.

El indicador chino "es mejor de lo previsto y esa es una de las razones principales de la subida", dijo Christophe Barret de Credit Agricole. "Los precios están volátiles, por lo que podrían corregirse más adelante en el día".

"Todavía hay mucha incertidumbre en torno a las conversaciones para una solución de la crisis de la deuda de la zona euro y estamos esperando que surja algo más claro de los encuentros", añadió.

Los fuertes datos chinos contrarrestaron los temores acerca del crecimiento europeo, dado que el sector privado europeo se acercó aún más al declive en octubre, de acuerdo con sondeos de negocios del lunes que mostraron que la economía del bloque corre serio peligro de pasar del estancamiento a la recesión.

El crudo Brent ascendía 58 centavos a US$110,14 el barril a las 1047 GMT, una baja desde el máximo intradiario de US$110,94.

El valor del Brent ha subido un 16% en lo que va del año, y se dirige a un tercer año seguido de avances.

El petróleo estadounidense ganaba 42 centavos a US$87,82 por barril, tras alcanzar un máximo intradiario de US$88,65 por barril.