Londres. El petróleo se estabilizaba este martes después que el precio anotó su mayor caída intradiaria en casi un año el día anterior, aunque una mayor producción rusa y un posible recorte de los precios de venta de Arabia Saudita podrían lastrar los valores.

El estado de ánimo en los mercados financieros era de cautela después de que China anunció la semana pasada que aplicaría aranceles extraordinarios sobre 128 productos estadounidenses, lo que profundizó la disputa entre las dos mayores económicas del mundo.

Los futuros del crudo Brent subían 6 centavos en la jornada a US$67,70 el barril hacia las 1153 GMT, mientras que los futuros del WTI avanzaban 12 centavos a US$63,13 por barril.

El precio del petróleo cayó más de 3% este lunes, anotando su mayor retroceso intradiario desde junio tras fuertes ventas masivas en Wall Street en el presionado sector tecnológico.

El precio del petróleo cayó más de 3% este lunes, anotando su mayor retroceso intradiario desde junio tras fuertes ventas masivas en Wall Street en el presionado sector tecnológico.

La semana pasada el Brent subió hasta los US$71 el barril, cerca de su máximo en lo que va del año, pero fracasó en su intento de mantenerse en ese nivel.

Se espera que los inventarios de crudo en Estados Unidos, vistos ampliamente como una prueba de fuego sobre tendencias más amplias en los inventarios globales, suban por segunda semana consecutiva de acuerdo a una encuesta de Reuters de este lunes.

Los precios también estaban presionados por el mercado físico, ya que se espera que el mayor exportador mundial Arabia Saudita recorte en mayo los precios de todas las calidades de crudo que vende a Asia, mientras que el bombeo de Rusia, el mayor productor mundial, alcanzó un máximo de 11 meses.

Los precios de los barriles físicos de petróleo en el Mar del Norte están alrededor de su nivel más bajo desde junio pasado, ya que una extensa mantención de las refinerías en toda la región impacta la demanda.