Nueva York. El crudo Brent terminó este jueves con una leve alza en una jornada volátil, con los inversores preocupados por la violencia en Grecia y la incertidumbre por el plan de liberación de reservas estratégicas de petróleo de la AIE.

Sin embargo, Brent marcó su mayor pérdida trimestral en un año, al caer 4,9% en los tres meses acabados en junio por el temor de los inversionistas por el panorama de la demanda, en medio de señales una desaceleración de la economía mundial.

El Brent subió 8 centavos este jueves a US$112,48 por barril, pero terminó junio con una baja de 3,6%, segundo mes seguido de pérdidas.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para agosto cerró a US$95,42 por barril, un alza de 65 centavos, o del 0,69%, en operaciones desde US$93,88 a US$95,82.

Para el mes, el crudo cerró con una baja del 7,1% y para el trimestre cayó 10,6%, su mayor baja trimestral desde el último período de tres meses del 2008.

"Con el crudo estadounidense anotando pérdidas en el trimestre y de cara al feriado por el 4 de julio, podríamos ver cierta pausa en la actividad, con los operadores menos dispuestos a abrir nuevas posiciones", dijo el analista Tim Evans de Citi Futures Perspective.