Nueva York. El petróleo Brent subía este viernes sobre los US$114 el barril en una sesión volátil, impulsado por una dato económico más fuerte a lo esperado en Estados Unidos, pero las ganancias eran limitadas luego de que el jefe de la Reserva Federal  (Fed) no dio señales de un inminente estímulo monetario en un esperado discurso.

El contrato Brent subió fuerte antes de que Ben Bernanke hable en la reunión de bancos centrales en Jackson Hole, pero luego retrocedió cuando el funcionario dijo que más compras de activos a gran escala seguían bajo consideración por ahora.

A las 15:35 GMT, el Brent subía US$1,59, a US$114,21 el barril. El contrato está en camino a ganar en torno a US$8 en agosto tras subir más de US$7 en julio.

El crudo en Estados Unidos avanzaba US$1,64, a US$96,26.

Los inversores consideran que medidas de alivio cuantitativo podrían impulsar los precios de las materias primas y otros activos debido que el valor del dólar tiende a caer.

La confianza del consumidor en Estados Unidos alcanzó su mayor nivel en tres meses en agosto, dado que las familias lograron progresos en el pago de su deuda, aunque las expectativas futuras siguen siendo sombrías, mostró el viernes un sondeo.

Los nuevos pedidos de bienes a fábricas de Estados Unidos crecieron más que lo esperado en julio, registrando el mayor incremento desde julio del 2011 y anotando la segunda subida en tres meses.

Los precios del petróleo seguían siendo impulsados por una caída en el suministro del Mar del Norte ante los mantenimientos programados de sus yacimientos, mientras que las tensiones en Oriente Medio por Siria e Irán también daban apoyo al crudo.