Londres. El crudo cayó este martes a mínimos de un mes de US$113 el barril por preocupaciones sobre el crecimiento de la demanda ante la incertidumbre política en Italia tras las elecciones generales y su impacto en la crisis de deuda de la zona euro.

Las dudas en Roma, además de preocupaciones de que Estados Unidos podría limitar su estímulo económico y datos fabriles débiles en China, nublaron el panorama económico global y podrían erosionar el modesto avance de los precios del petróleo en lo que va del año.

Los mercados de petróleo también estaban atentos a una presentación del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, quien defendió ante el Congreso la compra de bonos del banco central para estimular la economía y, por lo tanto, la demanda de petróleo.

El crudo Brent bajaba US$0,94, a US$113,50 por barril, tras alcanzar un mínimo de sesión de US$113,00, su menor nivel desde el 28 de enero.

El petróleo en Estados Unidos bajaba US$0,38 a US$92,73, tras llegar a un mínimo de US$91,92 más temprano, un nivel no visto desde el 4 de enero.

Junto con las materias primas, los mercados accionarios retrocedían y el euro alcanzó su punto más bajo en casi siete semanas.

Los resultados en Italia confirmaron las expectativas de que no se podría lograr un gobierno con la fuerza suficiente para realizar reformas efectivas, reviviendo recuerdos de la crisis financiera que llevó al bloque monetario de 17 miembros al borde del colapso en el 2011.

El Brent ha subido un modesto 2,4% en lo que va del año, pero no ha logrado sostener la tendencia alcista que lo llevó a máximos de nueve meses a principios de febrero, golpeado por señales de que la economía mundial permanece frágil.

Los precios podrían recibir más presiones si suben las existencias de crudo en Estados Unidos, como se anticipa, por sexta semana seguida. En la jornada, el Instituto Americano del Petróleo (API) dará a conocer su reporte semanal sobre el estado de los inventarios en Estados Unidos.