Nueva York. El Brent cayó este martes, por ventas y por la revisión a la baja del pronóstico de la Agencia Internacional de Energía (AIE) para el crecimiento del consumo mundial de petróleo ante la debilidad económica.

Los operadores extendieron por segundo día una ola de ventas por el diferencial entre el Brent y el crudo estadounidense que cayó más de US$2 a por debajo de US$22 por barril.

El crudo Brent para octubre cayó 36 centavos, a US$111,89 por barril, luego de pasar brevemente a positivo en Nueva York. Este contrato expira el jueves.

En tanto, el Brent para noviembre perdió 42 centavos, para terminar a US$109,77 por barril.

El petróleo estadounidense para octubre subió US$2,02, a US$90,21 por barril, su mayor nivel en cinco semanas, ganando mayor impulso por las expectativas de una baja en las existencias de crudo en Estados Unidos en la semana pasada.

El crudo Brent se negoció a la baja después de que la AIE redujo su pronóstico de crecimiento de la demanda de crudo en 160.000 barriles por día (bpd) en 2011 y en 190.000 bpd en 2012, al citar vientos en contra por los problemas económicos y financieros.

"El crudo Brent y los mercados de productos estadounidenses están más débiles, ya que el reporte mensual de la AIE reforzó las preocupaciones por la demanda", dijo Tim Evans, analista de energía de Citi Futures Perspective en Nueva York.

La prima del Brent frente al crudo estadounidense cayó a US$21,91 por barril, luego de escalar a un récord por encima de US$27 la semana pasada.