Londres. Los futuros del petróleo Brent caían debajo de los US$110 el barril este martes, recortando ganancias iniciales, tras unos datos flojos del crecimiento económico chino que causaron preocupación sobre la demanda futura del país, segundo mayor consumidor mundial de crudo.

Otro factor que arrastraba los valores a la baja era una advertencia de Moody's sobre la calificación de la deuda francesa.

El crudo Brent descendía 61 centavos a US$109,55 el barril a las 1040 GMT, tras desplomarse más temprano incluso hasta US$108,92.

El petróleo estadounidense caía 26 centavos a US$86,12, un día antes del vencimiento del contrato del próximo mes, noviembre.

El crecimiento económico anual de China se moderó al 9,1% en el tercer trimestre desde 9,5% en el trimestre anterior.

También estuvo ligeramente debajo de las previsiones del mercado, de una tasa de 9,2%, ya que la política monetaria ajustada y una caída de la demanda extranjera afectaron a la actividad.

Los cálculos de Reuters sugieren que la demanda de petróleo implícita de China subió sólo el 1% en septiembre desde el mismo mes del 2010 a alrededor de 8,9 millones de barriles por día, la tasa de expansión más lenta en lo que va del año.

"Esta mañana el foco está en China, el PIB estuvo ligeramente más bajo de lo previsto y los números específicos del petróleo fueron muy decepcionantes", dijo Olivier Jakob de Petromatrix.