Londres. El crudo Brent caía este viernes, encaminándose a una contracción de más del 10% este mes y a su mayor declive trimestral en cinco trimestres, mientras que analistas veían poco margen para una recuperación de los precios antes de fin de año.

El crudo Brent para noviembre caía un 1,56%, a US$102,33 por barril a las 1357 GMT.

El petróleo estadounidense para noviembre bajaba un 2,01%, a US$80,49 por barril.

El Brent ha bajado un 10,2% en septiembre, y se dirige a su mayor retroceso desde mayo del 2010. El barril Brent perdió un 8,3% este trimestre, su desempeño más débil desde el segundo trimestre del 2010.

Los factores que presionan a los valores del crudo difícilmente vayan a disiparse pronto, según los analistas.

"La demanda en la cuenca del Atlántico es muy pobre, los precios están altos, el desempleo es elevado, por lo que tendría que aumentar la confianza y cambiar el cuadro del empleo para conseguir un repunte fuerte", dijo Olivier Jakob, analista de Petromatrix en Zug, Suiza.

La demanda de petróleo en Estados Unidos fue mucho más débil de lo previsto en julio, con el mayor declive en casi dos años, dijo el jueves la Administración de Información de Energía del país.

Los indicios de debilidad desde China también han generado nerviosismo entre los inversores.

El sector manufacturero chino se contrajo por tercer mes consecutivo en septiembre, un factor que junto con las dudas sobre la habilidad de autoridades europeas para resolver sus problemas financieros ayudó a presionar a los activos más riesgosos, como las acciones.