Londres. El crudo Brent flirteaba con los US$104 el barril este martes, impulsado por un dato menor al esperado de inflación de China, así como por disturbios en Bahrein e Irán, que aumentaron los temores de potenciales interrupciones del suministro.

* El crudo Brent para entrega en abril subía 63 centavos a US$103,71 el barril, a las 0908 GMT, después de subir más temprano hasta US$104,04, pero todavía lejos de un máximo de 29 meses de US$104,30 alcanzado este lunes.

* El crudo estadounidense para entrega en marzo avanzaba 23 centavos a US$85,04, después de caer a mínimos de 2 meses y medio en la sesión previa, presionados por altos inventarios en el punto clave de entrega de Cushing, Oklahoma.

* El petróleo estaba impulsado por los precios al consumidor en China que fueron menor a lo esperado en enero en 4,9%. Economistas encuestados por Reuters habían estimado una inflación de un 5,3%.

* China es el segundo mayor consumidor de petróleo mundial después de Estados Unidos.

* Las importaciones de crudo de China subieron un 27% interanual en enero, para convertirse en las cuartas más altas de la historia, debido a que las refinerías aumentaron su producción y elevaron los inventarios de diésel para luchar contra una sequía.

* El mercado estará atento a la publicación de datos de ventas de Estados Unidos al por menor de enero a las 1330 GMT y de los inventarios semanales de crudo del Instituto Americano del Petróleo (API por su sigla en inglés) a las 2130 GMT.

* Un sondeo de Reuters pronosticó un aumento en las existencias de crudo por quinta semana consecutiva, de 2,6 millones de barriles, debido a un rebote de las importaciones.