Londres. El petróleo recortaba ganancias tras subir más de un 7,5%, a su nivel más alto desde agosto de 2008 este jueves, ante temores de que los disturbios en Libia se puedan propagar a otros importantes productores de crudo en Oriente Medio como Arabia Saudita.

* Los futuros del crudo Brent para abril escalaron hasta US$8,54 por barril, a un máximo de US$119,79 antes de recortar ganancias y operar a US$114,40 a las 1450 GMT.

* El crudo estadounidense para entrega en abril subió hasta US$103,41, el mayor nivel desde septiembre de 2009. Avanzaba US$1,70, a US$99,80 a las 1450 GMT.

* Según cálculos de Reuters, las revueltas en el exportador de petróleo número 12 del mundo han llevado a un recorte de la producción de al menos 400.000 barriles por día (bpd). El país bombea 1,6 millones de bpd.

* El presidente ejecutivo de la italiana Eni, Paolo Scaroni, estimó una caída mucho mayor en la producción de petróleo de Libia.

* "Hay 1,2 millones de barriles (por día) menos en el mercado", dijo Scaroni a reporteros en Roma.

* Arabia Saudita está en "negociaciones activas" con las refinerías europeas que se podrían ver afectadas por una interrupción en las exportaciones de crudo de Libia, dijo el diario Financial Times, citando a un funcionario de alto nivel.

* En lo que podría ser la señal más clara hasta el momento de que uno de los miembros más influyentes de la OPEP se está preparando para responder al serio recorte de la producción libia.

* Arabia Saudita le preguntó a las refinerías "qué cantidad y calidad de crudo necesitan", dijo un funcionario saudí de alto nivel en condición de anonimato, según citó FT.

* Goldman Sachs dijo que la propagación de los disturbios a otro país productor de petróleo podría crea una fuerte escasez del suministro y requeriría un racionamiento de la demanda.

* El oriente de Libia, rico en petróleo, ha escapado del control de Muammar Gaddafi, que desencadenó un sangriento enfrentamiento sobre los manifestantes para mantenerse en el poder.

* Los inventarios semanales de petróleo del grupo de la industria Instituto Americano de Petróleo (API por su sigla en inglés) mostraron este miércoles que las existencias de crudo han subido en 163.000 barriles la semana pasada, después de que analistas pronosticaron un aumento mayor de 1,2 millones de barriles.