Londres. Los futuros del petróleo Brent subieron ligeramente este miércoles pero el movimiento era limitado pues los inversores esperaban el resultado de un encuentro monetario de la Reserva Federal de Estados Unidos, para el que se prevé una conclusión con nuevas medidas de estímulo.

El Brent ganaba 18 centavos a US$110,72 por barril a las 1000 GMT, tras descender incluso hasta US$110,08.

El petróleo estadounidense para noviembre caía 48 centavos a US$86,44.

El Brent contaba con el respaldo de la alteración del suministro causada por la suspensión de la actividad de algunos productores del Mar del Norte y el efecto de la guerra civil en Libia, cuyo bombeo aún no se recupera del todo.

Sin embargo, el derrocamiento de Muammar Gaddafi en el país africano y el debilitamiento del panorama económico hacen que muchos analistas sean pesimistas sobre la perspectiva de largo plazo para el valor del crudo.

"Habrá un crecimiento más débil, como muestra el FMI (Fondo Monetario Internacional), que apunta a una menor demanda de petróleo, y la producción de Libia vuelve a fluir más rápido de lo previsto", dijo Christophe Barret, analista de Credit Agricole Corporate & Investment Bank.

El martes, el FMI dio la advertencia más reciente sobre el crecimiento, al decir que Estados Unidos y Europa podrían recaer en la recesión, un factor que pesó sobre los precios del petróleo.