Londres. Los precios del Brent subían más de US$1 este jueves a cerca de US$113 por barril, luego de que Arabia Saudita recortara su producción de petróleo, de que una explosión en Yemen detuvo buena parte de las exportaciones de crudo del país y después de datos positivos sobre el comercio en China.

Los futuros del crudo Brent para entrega en febrero subieron US$1,53 a un máximo de sesión de US$113,29, antes de ceder y transarse en cerca de US$112,90 para las 11:05 GMT.

Los futuros del crudo ligero estadounidense avanzaban US$1,60 a un máximo de sesión de US$94,70 el barril.

Arabia Saudita redujo su producción de petróleo en cerca de 700.000 barriles por día (bpd) en los últimos dos meses del año pasado, y el bombeo en diciembre fue de alrededor de 9 millones de bpd, dijo una fuente de la industria familiarizada con la política energética del reino.

El flujo de crudo del principal oleoducto de exportación de Yemen se paralizó tras una explosión provocada por atacantes desconocidos, dijeron el Gobierno y funcionarios de la industria.

La noticia se dio a conocer después de una serie de sólidos datos comerciales de China que elevaron las expectativas de una aceleración económica en el segundo mayor consumidor de crudo del mundo, local incrementaría la demanda de combustible.

Los inversores aguardan una rueda de prensa del Banco Central Europeo a las 13:30 GMT en la que se espera que el jefe de la entidad, Mario Draghi, ofrezca comentarios levemente más optimistas sobre la economía de la zona euro. El mercado prevé que el BCE mantenga sus tasas de interés en un mínimo récord de un 0,75%.