Singapur.
El crudo Brent de Londres tocó este jueves un máximo en dos años y medio, a US$113 el barril, por el temor de que la agitación en Libia pueda extenderse a otros importantes productores de petróleo en Oriente Medio, incluido Arabia Saudita.

El contrato se cotizó por última vez a US$113 el 1 de septiembre del 2008.

El crudo Brent ha avanzando casi un 10% en los últimos cuatro días debido a que la agitación en Libia llevó a recortar más de una cuarta parte de su producción petrolera.

Los futuros del crudo estadounidense cerraron el jueves en baja por una fuerte ola vendedora al final de la sesión provocada por la versión de que el líder libio Muammar Gaddafi había recibido un disparo.
No hubo indicios inmediatos sobre el origen de las especulaciones, ni reportes de medios que respaldaran los rumores.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en abril cayó a un mínimo de sesión de 96,68 dólares el barril en operaciones electrónicas, una baja de 1,42 dólares, tras haber cerrado minutos antes en 97,28 dólares, un retroceso de 82 centavos.

El petróleo estadounidense había escalado a máximos de dos años y medio en la jornada.

Operadores también están atentos a señales de que Arabia Saudita, que controla gran parte de la capacidad ociosa de producción, bombeará más petróleo para compensar la interrupción de bombeo en Libia.

Un sondeo de Reuters mostró que las existencias de crudo estadounidenses habrían crecido 1,2 millones de barriles la semana pasada, mientras que las de destilados habrían caído 1,2 millones y las de gasolina habrían subido 400.000 barriles.

El grupo industrial Instituto Americano del Petróleo (API) dijo la tarde del miércoles que los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron la semana pasada, aunque menos de lo esperado, mientras que los de productos cayeron por una menor actividad refinera.

La gubernamental Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA) dará a conocer su propio reporte el jueves.