El petróleo subía fuertemente este lunes pues los temores a una alteración del suministro de Oriente Medio empañaban las preocupaciones sobre el crecimiento de la demanda de crudo.

Los mercados habían recibido un impulso inicial con un reporte que sugirió que el Fondo Monetario Internacional (FMI) prepara un plan de rescate de 600.000 millones de euros (US$800.000 millones) para Italia.

Debido a una baja del dólar y a los temores acerca del abastecimiento, el crudo mantenía sus ganancias incluso después de que el FMI dijo que no estaba en conversaciones con las autoridades italianas para un plan de financiamiento.

Los futuros del Brent para enero ganaban US$2,60 por barril hasta US$109,0, antes de retroceder levemente a alrededor de 108,70 a las 09:40 GMT.

El petróleo estadounidense estaba más fuerte, alentado por un inicio saludable del consumo estadounidense antes de la temporada clave de ventas navideñas, con un alza de 3,14 dólares hasta incluso 99,91 dólares por barril.

"La tensión con Irán y las versiones de una prohibición petrolera europea sobre el crudo iraní aumentan las preocupaciones sobre problemas del suministro", dijo Christophe Barret, analista de petróleo de Credit Agricole.

"También hay cierto optimismo sobre versiones de una unión fiscal más estrecha entre los Estados centrales de la zona euro, aunque faltaría mucho para esto", agregó.

En Irán, el domingo el parlamento votó una reducción de las relaciones diplomáticas con Gran Bretaña, y un legislador dijo que los iraníes indignados por las últimas sanciones de Londres podrían irrumpir por la fuerza en la embajada británica, como lo hicieron en la misión estadounidense en 1979.