Nueva York. El petróleo caía estel miércoles luego de que el dólar rebotó ante el nerviosismo de inversores por la crisis en Egipto y debido al aumento en las existencias de crudo en Estados Unidos, que subieron por tercera semana seguida.

Los futuros de crudo Brent retrocedían desde un máximo en 28 meses por las preocupaciones de que la inestabilidad en Egipto desate cambios de régimen en Oriente Medio y el norte de Africa, fuente de más de un tercio del petróleo mundial.

Los precios del crudo estadounidense fueron presionados después de que datos del gobierno mostraron que las reservas de petróleo subieron 2,6 millones de barriles la semana pasada, porque las refinerías siguieron aumentando existencias luego de caer a fines del año pasado por efectos tributarios.

Presionando aún más al mercado, los inventarios de crudo almacenados en la región de Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos estadounidenses, subieron 667.000 barriles, a un récord de 38,33 millones de barriles.

El petróleo Brent para marzo caía 21 centavos, a 101,53 dólares por barril. Más temprano, el contrato alcanzó brevemente los US$102,36, el precio más alto para la posición referencial desde septiembre del 2008.

El crudo estadounidense para marzo perdía 44 centavos, a 90,33 dólares.

Aún así, la prima entre el crudo estadounidense y el Brent se mantenía elevada por encima de 11 dólares el barril, tras cerrar apenas por debajo de ese nivel el martes.

"Hay volatilidad en las operaciones con los datos pesimistas afectando los precios. Y cierto cansancio por la crisis en Egipto también", dijo John Kilduff, socio de Again Capital LLC en Nueva York.

El dólar se recuperaba contra el euro porque la tensa situación en Egipto y señales de desacuerdos entre las autoridades en torno al plan de rescate de la zona euro llevó a algunos inversores a recurrir a la divisa norteamericana.

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, dijo que entregará el poder en septiembre, enfureciendo a los manifestantes que quieren un final inmediato para su mandato, que ya lleva 30 años .

Estados Unidos, Francia, Alemania y Turquía han pedido a Mubarak que lleve a cabo una transición de inmediato, pero temen que las tensiones puedan contagiar a otros países árabes.

Los analistas esperan que los mercados petroleros sigan apuntalados a menos que la situación en Egipto se calme.

Los analistas de Credit Suisse dijeron que el riesgo para los precios seguiría "sesgado al alza" siempre que las tensiones geopolíticas en Egipto sigan sin resolverse: "prevemos que los precios del petróleo cedan una vez que se disipen las tensiones, debido a los amplios inventarios globales", añadieron.