Londres. El petróleo Brent caía bajo los US$112 por barril este lunes, en un reflejo del temor de los inversores a que la frágil economía mundial reduzca la demanda tras señales de debilidad en los sectores manufactureros de China y Japón e indicios de recesión en la zona euro.

La baja se produce después de que el petróleo referencial cerrara el tercer trimestre con su mayor alza en un año y medio para un período de tres meses, impulsado por las dudas sobre la oferta en Oriente Medio y los planes de estímulo de los principales bancos centrales del mundo.

Este lunes se conoció que la actividad manufacturera de China, medida por un índice oficial de gerentes de compras, se contrajo en septiembre, volviendo a generar dudas sobre el futuro de la demanda de petróleo. En Japón, otro sondeo apuntó a un deterioro en la confianza de los fabricantes.

Sumado a esto, el sector manufacturero de la zona euro registró su peor trimestre en tres años durante los tres meses a septiembre, apuntando a una nueva recesión en el área

Los futuros del Brent caían 55 centavos a 111,85 dólares por barril, mientras que el crudo estadounidense bajaba 39 centavos a US$91,80.

Tras un septiembre marcado por la serie de estímulos de los bancos centrales, los inversores han comenzado a temer que estas medidas puedan incrementar la liquidez en los mercados pero no impulsar la demanda real.

Un sondeo de Reuters mostró la semana pasada que la producción de los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo cayó en septiembre a su nivel más bajo desde enero.