El petróleo WTI (de Texas) cerró ayer en $65,84 el precio más bajo desde julio del 2009, según informaron las agencias internacionales de noticias.

El crudo ecuatoriano, que ha registrado este año un castigo por debajo del barril del WTI de entre $6 y $11, obtuvo precios teóricos al 28 de noviembre de $61,05 para el crudo Napo y de $66,05 para el Oriente, según EP Petroecuador.

El precio del primer producto de exportación del Ecuador continúa a la baja luego de que la semana pasada, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no acogiera la propuesta de estados miembros como Venezuela y Ecuador de recortar la producción para levantar los precios.

El Wall Street Journal publicó esta misma semana que Arabia Saudita, el mayor exportador de la OPEP, preveía una estabilización del precio del petróleo WTI en $60.

La cifra está unos $20 por debajo del precio calculado por Ecuador para el presupuesto de 2015 ($79,7), sin considerar el castigo que por calidad se le aplica al crudo ecuatoriano.

En Ecuador, el presidente de la república, Rafael Correa, ya habló la semana pasada de una desaceleración de la economía ecuatoriana por causa del precio del petróleo. En el enlace 400 explicó que hay varios factores que afectan a la economía: la baja del crudo, los fuertes desembolsos previstos por las hidroeléctricas en el 2015 y la apreciación del dólar.

El mandatario explicó que “el verdadero problema es en el sector externo, donde la exportación petrolera es una importantísima de las exportaciones”. Para Correa, en dolarización menos ingresos de divisas “desacelera la economía y puede crear recesión”.

Este discurso es menos optimista que el de principios de noviembre, cuando en Sucumbíos el primer mandatario hablaba de que frente a la caída del petróleo se podían realizar ajustes en la inversión.

“El ingreso petrolero cubre el gasto no permanente que es básicamente gasto de inversión y se puede ajustar. Si cae el precio del petróleo e íbamos a hacer 200 escuelas del milenio, haremos solamente 150. Hay impacto en bienestar, pero no es la crisis de antes”, comentó.

La caída del precio llevó al Gobierno a presentar la semana pasada un proyecto tributario denominado de Incentivos a la Producción y de Prevención al Fraude Fiscal.

El asambleísta Galo Borja, vicepresidente de la Comisión que trata el tema, dijo ayer en una entrevista en Ecuavisa: “estamos viviendo una época de desaceleración económica a nivel mundial por la baja del precio del petróleo, eso también ha influenciado directamente en otros productos como el banano, el camarón, y se ha tomado la decisión de elaborar la nueva Ley de Incentivo a la Producción”.

CAF
Préstamo
Electricidad

Ayer, el ministro de Finanzas, Fausto Herrera, analizó con la Corporación Andina de Fomento (CAF) posibles nuevos préstamos por la caída del petróleo. Además suscribió un crédito por $200 millones para el reforzamiento de redes de transmisión eléctrica.