Nueva York. Los contratos a futuro del petróleo cerraron a la baja el lunes, aunque los altos precios de los futuros de la gasolina previnieron un mayor descenso a consecuencia del fortalecimiento del dólar.

Los contratos a futuro de la gasolina continuaron un alza de dos días impulsados por el informe del gobierno del viernes sobre los rendimientos de las cosechas en Estados Unidos. El Departamento de Agricultura estadounidense proyectó menores rendimientos para la cosecha de maíz del país, lo que desencadenó un alza de precios del etanol, empujando también a la gasolina.

El contrato a noviembre sobre la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, subió 1,43 centavos, o el 0,7%, a US$2,1655 por galón, el mayor precio de cierre en dos meses.

Los precios más altos de la gasolina otorgaron un piso al petróleo en un día de bajo volumen por el feriado del Día de la Raza en Estados Unidos y festivos también en Canadá y Japón.

El contrato sobre el crudo dulce ligero para entrega en noviembre cerró con una pérdida de 45 centavos, o un 0,5%, a US$82,21 por barril en la New York Mercantile Exchange. El crudo Brent descendía en la ICE 32 centavos a US$83,71 por barril.

Sin el empuje de los productos de combustibles, analistas estiman que un dólar fortalecido habría enviado a los futuros del crudo a la baja. El petróleo se cotizó por sobre US$80 por barril durante octubre, elevándose a medida que el dólar caía a un mínimo de ocho meses frente al euro, a la vez que caía frente a una cesta de otras divisas.

Los operadores de petróleo han observado atentamente la caída del dólar en las últimas semanas, dado que un dólar debilitado hace al crudo más barato para compradores en otras monedas.

El contrato a noviembre sobre el combustible de calefacción cayó US$0,29 a US$2,2790 el galón.