Nueva York. Los contratos a futuro del petróleo cerraron el miércoles con leves bajas luego que las cifras económicas variadas y un informe del Departamento de Energía de Estados Unidos sobre los inventarios del petróleo mantuviera la incertidumbre entre los inversionistas sobre la demanda durante una recuperación aletargada.

El contrato del crudo dulce ligero para entrega en septiembre cayó 51 centavos, o un 0,8%, a US$76,99 el barril en la New York Mercantile Exchange, tras mantenerse firmemente en el punto medio de un rango de negociaciones vigente desde hace varias semanas.

El contrato del crudo Brent retrocedió 7 centavos a US$76,06 el barril en la bolsa de futuros ICE de Londres luego de llegar a caer hasta los US$75,90 inmediatamente después de la publicación del informe.

Los precios del petróleo no mostraron una dirección definida durante la mayor parte de la sesión, pese a un informe que presentó un panorama sombrío para la recuperación económica.

Los pedidos de bienes duraderos disminuyeron un 1,0% el mes pasado a un monto ajustado por factores estacionales de US$190.500 millones, informó durante la mañana el Departamento de Comercio. Wall Street anticipaba un incremento del 1,1%.

Por otra parte, la Administración de Información de Energía del Departamento de Energía de Estados Unidos informó que los inventarios de crudo se incrementaron en 7,3 millones de barriles a 360,8 millones de barriles en la semana concluida el 23 de julio, lo que se compara con estimación promedio de un sondeo de Dow Jones Newswires a 15 analistas, que apuntaba a una disminución de 1,7 millones de barriles.

En tanto, las existencias de gasolina registraron un alza de casi 100.000 barriles a 222,2 millones de barriles, mientras que analistas encuestados en el sondeo de Dow Jones Newswires esperaban que la cifra registrara un alza de 500.000 barriles.

Los inventarios de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, registraron un aumento de 938.000 barriles a 167,5 millones de barriles. Los analistas consultados esperaban un incremento de 2,1 millones de barriles, mientras que la tasa de utilización de la capacidad instalada de las refinerías declinó 0,9% al 90,6%. Los analistas proyectaban un descenso de 0,5%.

"No consiguió subir, no consiguió caer, está cerrando donde abrió", dijo Walter Zimmerman, analista de United-ICAP. Agregó que las negociaciones del miércoles representaron "el verano en un microcosmos".

El contrato a agosto de la gasolina para mezcla con oxígeno, ascendió 0,02 centavos a US$2,0634 el galón. El petróleo para calefacción a agosto, en tanto, descendió 0,3 centavos a US$1,9964 el galón.