Nueva York. Los contratos a futuro del petróleo continuaron con su descenso el viernes, y cerraron en mínimos de seis semanas a medida que un dólar más fuerte y la debilidad en las acciones se sumaban a las preocupaciones sobre el ritmo de la recuperación económica.

El euro caía un 0,7% frente el dólar luego que un funcionario del Banco Central Europeo indicara que la política monetaria debería permanecer relajada. El gobierno de Francia redujo, por su parte, la proyección de crecimiento para el 2011. Un dólar más fuerte encarece al crudo en otras monedas.

Por otra parte, los mercados de acciones de Estados Unidos cerraron mayormente a la baja. El Promedio Industrial Dow Jones cayó 58 puntos a 10213.

El contrato del crudo dulce ligero para entrega en septiembre cayó en la New York Mercantile Exchange 97 centavos, o el 1,3%, a US$73,46. El volumen negociado del contrato, que expiró hoy, fue sumamente bajo.

El contrato del crudo a octubre, más activo que el contrato a septiembre, descendió 95 centavos, o el 1,3% a US$73,82.

El contrato del crudo Brent que se negocia en la ICE bajó US$1,04 a US$74,26 por barril.

El crudo ha caído en 11 de las 13 últimas sesiones, desde su máximo de más de US$82 alcanzado hace dos semanas, a medida que los débiles informes económicos crean preocupación sobre la demanda futura.

"El mercado de hoy siguió la primera ley de Newton", afirmó Tim Evans, analista en Citi Futures Perspective, al describir la ley física de que un objeto permanece en movimiento hasta que se ejerza una influencia sobre el mismo. "Los precios han estado declinando y permanecerán débiles".

La gasolina reformulada para mezcla con oxígeno a septiembre retrocedió 0,36 centavos a US$1,9251 el galón, tras llegar a caer en las negociaciones tempranas a US$1,9085, su nivel más bajo desde mayo. El petróleo para calefacción a septiembre cayó 2,97 centavos, o el 1,5%, a US$1,9710 el galón.