Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo retrocedieron el jueves desde un máximo de cinco meses a medida que un dólar más fuerte y los aún elevados inventarios en Estados Unidos frenaban el ascenso hacia los US$85 el barril.

El contrato sobre el crudo dulce ligero para entrega en noviembre cerró con una pérdida de US$1,56, o un 1,9%, a US$81,67 por barril en la New York Mercantile Exchange, después de llegar a subir a US$84,43 previamente en la sesión. El crudo Brent descendía en la ICE US$1,64 a US$83,42 por barril.

Los precios del petróleo habían recibido el apoyo de un débil dólar en días recientes, el cual fue presionado por las expectativas de que la Reserva Federal tome medidas adicionales para alentar la economía.

Pero un repunte el jueves del dólar frente a una canasta de divisas y otros monedas, combinado con la caída en los mercados de acciones, hicieron descender los contratos a medida que los inversionistas vendían crudo para tomar ganancias luego de los repuntes recientes.

Recientemente el euro se negociaba con una pérdida del 0,3% frente al dólar, luego de superar los US$1,40 por primera vez desde febrero.

El Promedio Industrial Dow Jones caía poco antes del cierre 20 puntos a 10947.

Sin la fortaleza en otros mercados financieros, los analistas afirman que el crudo tendrá problemas para sostener precios más altos si se toman como base sus propios indicadores fundamentales. Los suministros de crudo y combustibles se encuentran en máximos de casi 27 años, según las cifras de inventarios en Estados Unidos divulgadas el miércoles. El informe del Departamento de Energía también mostró una caída en la demanda a su nivel más bajo de este año.

El contrato sobre la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, a noviembre, bajó 3,79 centavos a US$2,1180 por galón. El contrato sobre el combustible para calefacción a noviembre cedió 5,60 centavos a US$2,2518 por galón.