Nueva York. Los contratos a futuro del petróleo cerraron este miércoles en nuevos máximos de dos semanas, gracias a alentadores datos económicos de Estados Unidos y China aumentaron las expectativas de un aumento de la demanda.

El contrato del crudo dulce ligero para entrega en enero subió US$2,64, o un 3,1%, a US$86,75 por barril en la New York Mercantile Exchange. El crudo Brent ganó US$2,95 a US$88,87 el barril en la bolsa ICE Futures de Londres.

Las alzas comenzaron a inicios de la sesión, tras la publicación del índice de gerentes de compra, o PMI por sus siglas en inglés, de China, que subió a 55,2 el mes pasado desde 54,7 en octubre, una señal positiva del sector de manufacturas del segundo mayor consumidor de crudo en el mundo.

Asimismo, Estados Unidos apuntaló la confianza con la creación de 93.000 trabajos en el sector privado durante noviembre, la cifra mensual más alta en tres años.

"Los reportes económicos fueron mucho más positivos de lo que la gente esperaba", dijo el corredor de GA Global Markets Tony Rosado. "Las acciones, todo aquí está manteniendo al petróleo en una continua alza".

El Promedio Industrial Dow Jones escaló un 2,3% a 11256, mientras hace pocos momentos el euro subía un 1,2% a US$1.3141, gracias a una exitosa oferta de bonos de Portugal que calmó las preocupaciones sobre la crisis de deuda europea.

Asimismo, el Departamento de Energía de Estados Unidos informó que los inventarios de crudo subieron en 1,066 millones de barriles a 359,7 millones en la semana concluida el 26 de noviembre, mientras que el mercado esperaba una contracción.

Las existencias de gasolina registraron un aumento de 0,561 millones de barriles a 210,2 millones de barriles, y los inventarios de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, registraron una caída de 0,194 millones de barriles a 158,1 millones, comparados con la proyección de los analistas de un descenso de 1,1 millones de barriles.

El contrato a enero de la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, subió 11,36 centavos, o un 5.2%, a US$2,3004 el galón. El contrato a enero del combustible de calefacción avanzó 8,12 centavos a US$2,4056 el galón.