Nueva York. El crudo en Estados Unidos cayó este jueves por un débil dato económico en ese país que alimentó la preocupación por la demanda del petróleo.

También influyó en el contrato que la Agencia Internacional de Energía dejara abierta la posibilidad de disponer de existencias de emergencia para poner paños fríos sobre los precios del petróleo si los productores no incrementan el suministro.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para junio, que expira el viernes, bajó US$1,66, o un 1,66%, para cerrar en US$98,44 por barril, con operaciones entre US$98,20 y US$100,79.