Singapur. Los futuros del crudo estadounidense treparon este miércoles a un máximo en dos años y medio por el temor de que la agitación en Libia pueda extenderse a otros importantes productores de petróleo en la región y recortar aún más la producción.

Choques violentos en Libia han llevado a que al menos tres compañías petroleras detengan la producción en el tercer mayor productor de Africa, que genera 1.600 millones de barriles al día, o casi un 2% del suministro global.

Las interrupciones marcan la primera reducción en el suministro de crudo como consecuencia de una ola de protestas que se han extendido por Oriente Medio y el Norte de Africa. Los inversores temen el impacto potencial si el mayor exportador mundial de petróleo, Arabia Saudita, enfrenta una agitación similar.

Al alza. El crudo estadounidense subió hasta US$96,08 el barril, su máximo desde octubre del 2008. A las 0459 GMT, el contrato para abril había recortado ganancias y cotizaba a US$95,48, lo que significa un avance de 6 centavos en el día.

El crudo Brent de Londres ganaba 58 centavos, a US$106,36 el barril, luego de trepar hasta US$106,58 más temprano. Este lunes 21 de febrero, el crudo Brent alcanzó un máximo en dos años y medio, a US$108,7.