Nueva York. Los contratos a futuro del petróleo cedían ganancias el jueves luego de un informe del gobierno estadounidense que mostró una inesperada alza en los inventarios de la gasolina, lo que sugiere que la demanda se mantiene débil.

El contrato del crudo dulce ligero para entrega en agosto subía US$1, o un 1,4%, a US$75,07 por barril en la New York Mercantile Exchange, tras llegar a US$75,65 antes que la Administración de Información de Energía de Estados Unidos diera a conocer su informe semanal de inventarios.

El crudo Brent en la ICE Futures ascendía US$0,95, o un 1,3%, a US$74,38 por barril.

Las existencias de gasolina registraron un alza de 1,32 millones de barriles a 219,4 millones de barriles en la semana concluida el 2 de julio. Los analistas esperaban que la cifra registrara un descenso de 500.000 barriles de acuerdo a un sondeo de Dow Jones Newswires.

El aumento en los inventarios de gasolina en lo que tradicionalmente es el punto más álgido de la temporada de verano elevó los temores respecto de la fortaleza de la demanda.

El contrato a agosto de la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, ascendía 2,38 centavos, o un 1,2%, a US$2,0491 el galón.

Los inventarios de crudo disminuyeron en 4,96 millones de barriles a 358,2 millones de barriles en la semana concluida el 2 de julio, en comparación con la disminución estimada de 1,2 millones de barriles de las estimaciones.

En tanto, los inventarios de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, registraron un aumento de 321.000 barriles a 159,7 millones de barriles. Los analistas consultados preveían un incremento de 1,4 millones de barriles.

La tasa de utilización de la capacidad instalada de las refinerías se incrementó en 1,4 puntos porcentuales al 89,8%. Analistas proyectaban un incremento del 0,1%.