Sala de Inversión.  A la espera de la publicación de los inventarios de crudo en los Estados Unidos y la decisión de la Reserva Federal (Fed) en cuanto a política monetaria, los contratos a futuro del petróleo abren la tercera sesión semanal con ganancias.

El West Texas Intermediate (WTI) para entrega en abril opera en US$100,28, ganando 58 centavos, mientras que el crudo de referencia Brent cotiza en US$106,05, lo que se traduce en una baja de 74 centavos respecto al cierre anterior, según el reporte de Infosel.

El martes, el Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés) reportó que para la semana que terminó el 14 de marzo, los inventarios comerciales de petróleo presentaron un aumento de 5,9 millones de barriles, pero se registró un descenso de 700.000 barriles en los suministros de destilados y una baja de 1,4 millones de barriles para los inventarios de gasolina.

Por su parte, los analistas de Platts prevén un incremento de 2,6 millones para los inventarios de petróleo, así como un descenso de 1,6 millones para la gasolina y una baja de 900.000 barriles para los destilados. La Administración de Información y Energía (EIA, por sus siglas en inglés) dará a conocer la cifra oficial a las 10:30 horas, tiempo de Washington.

Por otra parte, el plan de Enterprise Products Partners LP de doblar la capacidad del oleoducto Seaway que conecta al centro petrolero clave de Cushing, Oklahoma, con la costa del Golfo de México, aumentaría el flujo de petróleo desde Cushing, así como las existencias de crudo en el mercado.

En tanto, el mercado estará atento a la reunión de política monetaria, en donde se espera que se anuncie una nueva reducción de US$10.000 millones en las compras de activos, pero se prevé un cambio en el lenguaje del “forward guidance”, debido a que la tasa de desempleo actual está cerca del umbral de desempleo.

Así, varios analistas han comentado que la orientación sobre los movimientos de la tasa de interés pasará de ser cuantitativo a ser cualitativo.