Londres. Los precios del petróleo operaban estables este jueves después de subir más temprano hasta US$1 por barril ante reportes no confirmados de que el Rey Abdullah de Arabia Saudita estaba muy enfermo o incluso podría haber muerto, lo que fue desmentido por una fuente.

Los futuros del crudo Brent para marzo LCOc1 habían llegado a un máximo de US$102,88 por barril, el récord en una semana, con un alza de US$1,06 ante las versiones sobre la salud del monarca.

Pero una fuente de Arabia Saudita dijo a Reuters que el rey está vivo y que los rumores sobre su muerte son falsos.

"Los rumores no son verdaderos", dijo la fuente, un asesor de un miembro de la familia que gobierna Arabia Saudita.

A las 11:40 GMT, el Brent ascendía un leve 0,24% a US$102,06.

Los futuros del crudo ligero estadounidense para marzo CLc1 caían 0,4% a US$86,36 por barril.

"Los inversores están muy concentrados en Oriente Medio ahora y este tipo de rumores respaldan a los precios", dijo Thorbjoern Jensen, analista de Global Risk Management.