Londres. El crudo Brent retrocedía este miércoles por la cautela de los inversionistas ante las preocupaciones sobre la crisis de deuda europea.

* Sin embargo, unos datos favorables de China y la previsión de un fuerte crecimiento de la demanda de parte de la Agencia Internacional de Energía (AIE) mantenían las pérdidas relativamente acotadas.

* El Brent para entrega en agosto descendía US$1 a US$116,75 por barril a las 1300 GMT.

* Un factor que presionaba al petróleo a la baja fue un reporte del sector que mostró un incremento sorpresivo de las existencias de petróleo estadounidense. La rebaja de la calificación crediticia de Irlanda también contribuía al descenso.

* El crudo aún está unos US$12 por encima del valor al que descendió en junio y su menor nivel desde febrero, después de que la AIE anunció que liberaría 60 millones de barriles de crudo.

* El petróleo estadounidense disminuía 35 centavos a US$97,08.

* Los temores en general sobre la deuda europea también limitaban los precios de los mercados energéticos.

* Moody's recortó el martes su nota para la deuda irlandesa a niveles de "bonos basura", advirtiendo que el país probablemente requiera un segundo rescate. Cada vez hay más temores sobre la capacidad de Europa para responder a la crisis de su deuda e impedir que se propague.

* Alemania dejó en duda los planes de la zona euro para celebrar una cumbre de líderes sobre un segundo rescate griego, elevando los temores de que los mercados puedan explotar el vacío de políticas con un nuevo ataque sobre los deudores del bloque.

* Por su parte, la AIE, un organismo de asesoramiento energético de Occidente, predijo que la demanda global de petróleo subirá el próximo año a 91 millones de barriles por día (bpd), un ritmo mayor que una predicción más conservadora ofrecida por la OPEP.