Nueva York. El crudo Brent operaba volátil este jueves, pero cerca de un máximo de dos años y medio, en medio de los temores a interrupciones en el suministro por el malestar social en el norte de Africa y Oriente Medio, así como por la tensión geopolítica entre Israel e Irán.

El crudo estadounidense subía apuntalado por el temor a que se repitan protestas como las de Egipto en las regiones productoras de petróleo y también recibía cierto apoyo de la debilidad del dólar.

El diferencial entre el crudo Brent y el estadounidense tocó un nuevo récord de US$16,51 dólares por barril.

El crudo Brent para abril subía 2 centavos, a US$103,80 y se ubicaba cerca de un máximo previo de 104,30 dólares.

En la víspera, el contrato del Mar del Norte registró su cierre más alto desde septiembre del 2008, tras tocar un máximo intradiario de US$104,52.

El crudo estadounidense para entrega en marzo ganaba 28 centavos, a US$ 85,27 dólares por barril. Esta posición expira el martes.

Los conflictos con manifestantes en Bahrein, Libia y Yemen mantenían a los inversores al margen del mercado.

Las tensiones entre Israel e Irán siguen siendo un factor clave en medio de la incertidumbre por los planes de Teherán de enviar a navegar buques iraníes a través del Canal de Suez en ruta hacia Siria, luego de que el ministro de Relaciones Exteriores israelí calificó el hecho como una "provocación".

La televisión estatal iraní dijo este jueves que dos barcos de guerra iraníes iban a atravesar el Canal de Suez, pero funcionarios de la vía marítima precisaron que hasta el momento no han sido notificados de que el gobierno egipcio permitirá el cruce de ambas naves por el canal.

* Con información de Reuters.