Londres. Los precios del petróleo promediarían un poco más de US$90 por barril este año, pues la demanda liderada por China ofrece soporte y los altos inventarios significan que cualquier ganancia sobre la marca psicológica de US$100 será de corta vida, mostró este martes un sondeo de Reuters.

Comparado con el sondeo de diciembre de 2010, los pronósticos del precio eran más altos en US$4.

El panorama es muy diferente al del 2008, cuando la oferta luchaba por mantener el ritmo de la demanda y los precios del petróleo se dispararon a un récord de US$147,27.

Fue la cuarta revisión al alza consecutiva y sigue a una escalada sostenida de los precios que llevó a los futuros del crudo estadounidense y Brent a máximos de 27 meses a principios de enero de este año.

El crudo Brent trepó a US$99,20, mientras que el precio del barril estadounidense tocó un máximo de US$92,58.

Causas. La escalada ha sido provocada por el alivio cuantitativo estadounidense y la debilidad del dólar, así como expectativas de un crecimiento más fuerte, liderado por China y otros mercados emergentes.

Sin embargo, el panorama es muy diferente al del 2008, cuando la oferta luchaba por mantener el ritmo de la demanda y los precios del petróleo se dispararon a un récord de US$147,27 antes de caer.

"Creo que los precios por encima de la marca de los US$100 no serán sostenibles debido a que los inventarios siguen siendo muy altos", dijo Frank Schallenberger, jefe de investigación de materias primas de LBBW de Alemania.