Nueva York. Los contratos a futuro sobre el petróleo cayeron el viernes luego que los débiles datos de las ventas minoristas de Estados Unidos en mayo provocaran nuevas preocupaciones respecto del ritmo de la recuperación económica en el mayor consumidor mundial de petróleo.

Los operadores señalaron que los inversionistas reaccionaron a la defensiva luego que el Departamento de Comercio de Estados Unidos informara que las ventas minoristas descendieron un 1,2% en mayo.

La proyección de los economistas consultados por Dow Jones Newswires era, en promedio, de un ascenso del 0,2% para el mes pasado. La caída de las ventas fue la mayor y la primera desde septiembre del 2009, cuando cayeron un 2,2%.

El contrato de petróleo para entrega en julio en la New York Mercantile Exchange cerró a US$73,78 por barril, un descenso del 2,3%, o US$1,70 por barril.

El crudo terminó con un repunte de tres días que elevó los precios en poco más de US$4 el barril a un máximo de cuatro semanas sobre los US$75 el barril el jueves.

El contrato sobre la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, a julio cayó un 1%, o 2,08 centavos el galón, a US$2,0497 por galón. El contrato a julio sobre el petróleo para calefacción cerró con un descenso del 1,4%, o 2,75 centavos, a US$2,0053 por galón.