Singapur. El precio del petróleo subía este lunes a más de US$79 por barril, un máximo de casi ocho semanas, mientras la depresión tropical Alex forzaba a México a reducir sus exportaciones y a algunos productores en Estados Unidos a evacuar plataformas y limitar su producción.

Durante el fin de semana, Alex se convirtió en la primera tormenta de la temporada de huracanes en el Atlántico, que va desde junio a noviembre, y que se anticipa muy activa, incluso igualando el récord del 2005.

"El primer huracán siempre preocupa y se espera que esta temporada sea mala", dijo Jonathan Barratt, director gerente de Commodity Broking Services en Sidney.

El barril de crudo para entrega en agosto subía 35 centavos, a US$79,21 por barril a las 0233 GMT del lunes, su nivel más alto desde el 6 de mayo. El crudo Brent de Londres subía 36 centavos, a US$78,48.

México cerró el domingo dos de sus principales terminales de exportación en el Golfo de México, en momentos en que la depresión tropical Alex se mueve cerca de la península de Yucatán, anunció el gobierno.

Los puertos de Cayo Arcas y Dos Bocas manejan en conjunto exportaciones por más de 1,1 millones de barriles de petróleo diarios, o alrededor de 80% de los envíos de crudo mexicano al exterior, que en gran parte tienen como destino las refinerías estadounidenses.

Personal no esencial era evacuado de las operaciones de Atlantis, Mad Dog y Holstein de BP en el Golfo de México, según una grabación telefónica.

La depresión tropical Alex se movió al sudoeste del Golfo de México y probablemente recuperará el nivel del tormenta este lunes, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.