Londres. Los precios del petróleo subieron este lunes, revirtiendo pérdidas previas, ya que los inversores hicieron caso omiso de datos que confirmaron que el crecimiento económico de China se está enfriando y en cambio se aferraron a las expectativas de un impulso por el lado de la oferta.

El Brent subía 12 centavos a US$62,83 el barril, mientras que el West Texas Intermediate avanzó 19 centavos a US$53,99 por barril.

Los mercados financieros de Estados Unidos estuvieron cerrados este lunes por el feriado del Día de Martin Luther King Jr.

Las acciones mundiales cayeron luego de datos que mostraron que el crecimiento económico en China, el segundo mayor consumidor de petróleo del mundo, se desaceleró en 2018.

La economía de China creció un 6,6% en 2018, su expansión más lenta en 28 años y un enfriamiento desde el 6,8% revisado para el año previo, según datos oficiales publicados este lunes.

Si bien esa desaceleración estuvo en línea con lo que esperaban los analistas, el enfriamiento de la segunda mayor economía del mundo proyecta una sombra sobre la crecimiento global.

"Es bastante probable que la disputa comercial con Estados Unidos haya tenido que ver con esta última desaceleración", dijo el analista de mercado de CMC Markets, Michael Hewson. "Pero los inversores también deberían tener en cuenta que simplemente no es posible que la economía china crezca al ritmo que lo ha hecho en los últimos 10 años en los próximos 10 años".

En Estados Unidos, las firmas de energía redujeron en 21 el número de plataformas petroleras en la semana al 18 de enero, hasta las 852. La cifra es la más baja desde mayo de 2018, según un reporte de Baker Hughes publicado este viernes.