Londres. Los precios del petróleo se mantendrán por encima de US$100 el barril hasta 2013, mostró un sondeo de Reuters, mientras los analistas revisan sus pronósticos al alza debido a las tensiones políticas en Oriente Medio.

Analistas encuestados por Reuters elevaron su previsión promedio para el precio del Brent en 2011 en US$12 respecto al mes pasado, la estimación más alta desde una encuesta de junio de 2008, un mes antes que los precios del petróleo tocaran máximos sobre US$147 por barril.

"Cuando la geopolítica en Oriente Medio juega un papel en los mercados petroleros, desaparecen todas las apuestas convencionales sobre la dirección de los precios del crudo en base a los fundamentos del suministro y la demanda o a variables económicas", dijo Harry Tchilinguirian, director de estrategia de mercados de materias primas de BNP Paribas.

El sondeo mostró que el precio del crudo Brent LCOc1 promediaría US$104,57 por barril este año, por encima de US$92,50 en la encuesta de febrero. Los precios cotizarían en US$103,22 en 2012 y en US$106,85 en 2013.

El crudo estadounidense CLc1 promediaría US$96,73 en 2011, por sobre US$ 89,96 en el sondeo de febrero. El valor de este tipo de crudo alcanzaría US$97,72 por barril en 2012 y US$102,94 en 2013.

La crisis en Libia disparó al crudo Brent a máximos de dos años y medio cerca de US$120 por barril el 24 de febrero. El crudo estadounidense, en tanto, cerró en US$105,75 por barril el 23 de marzo.

Pese a las expectativas de que la prima de la política sobre los precios disminuya hacia fines del año, 22 de 31 analistas y bancos que fueron encuestados por Reuters elevaron sus proyecciones para 2011.

Un banco, Societe Generale, dijo que los precios podrían alcanzar entre US$150 y US$200 por barril si la situación en Oriente Medio realmente estalla.

Los analistas coincidieron en que la propagación de las protestas en Oriente Medio y el norte de Africa, junto con la tragedia en Japón, han dificultado de manera inusual los pronósticos de precios.

"Los ataques liderados por fuerzas de la coalición son apenas el más reciente ejemplo de la presión sobre los precios, que la próxima semana podrían probar recientes máximos de US$118,42 y US$106,95 por barril para el Brent y el crudo estadounidense, respectivamente", dijo Daniel Hwang, estratega de mercado de Gain Capital Forex.com.

"Un extenso declive en los precios del crudo es improbable, en especial considerando las presiones al alza en los valores por la creciente tensión en Oriente Medio y el norte de Africa", agregó.