Londres. Es probable que los precios del petróleo y el oro alcancen máximos históricos durante el año actual debido a la inestabilidad en Oriente Medio y a los problemas de la deuda en los países más desarrollados, dijo un administrador de fondos con sede en Londres.

Angelos Damaskos, el presidente ejecutivo de Sector Investment Managers, dijo que su fondo Junior Oils ha subido 35% en lo que va del año.

"Somos muy optimistas sobre el fondo de petróleo debido al desempeño del primer trimestre. Creemos que el resto del año podría continuar con más mejoras", dijo Damaskos.

El fondo, que invierte específicamente en firmas de capitalización pequeña a mediana en el sector de extracción petrolera, cayó 42% en el 2011 junto a una disminución general de los mercados accionarios en el cuarto trimestre.

Este año, los precios del petróleo subieron a niveles sin precedentes en euros y libras, por encima de los récords del 2008, lo que ha llevado a una demanda de consumo débil de combustibles para automotores, especialmente en la zona del euro y en Gran Bretaña.

Los valores del oro subirán a US$2.000 en parte debido a la lentitud del crecimiento económico en los países industrializados y a un retorno de la atención de los inversores a los problemas de la deuda más adelante este año.

Sin embargo, la persistente inestabilidad en Oriente Medio, que incluye a Irán y Siria, mantendrá elevados los precios del crudo, mientras que la economía de China continúa creciendo a un fuerte ritmo, y su política de almacenar reservas estratégicas de petróleo también apuntalará los precios, dijo Damaskos.

El administrador agregó que seguía habiendo espacio para que las acciones de la industria del petróleo se ajusten a los precios más elevados.

El crudo Brent se vendía a entre US$122 y US$123 por barril el jueves.

"Pensamos que el rango de los precios del Brent en los próximos 12 meses volverá a estar entre los US$110 y los US$150 por barril, dependiendo de la situación en Oriente Medio," dijo Damaskos.

En tanto, con respecto al oro, que el jueves se negociaba algo arriba de los US$1.600 la onza, lejos del máximo superior a los US$1.900 del 2011, el gerente de fondos dijo que el actual precio "es un muy buen punto de entrada".

"Creemos que para el resto del año veremos un repunte muy fuerte", dijo Damaskos.

Anticipó que los valores del oro subirán a US$2.000 en parte debido a la lentitud del crecimiento económico en los países industrializados y a un retorno de la atención de los inversores a los problemas de la deuda más adelante este año.