Luego que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) emita el fallo sobre el arbitraje que introdujo Exxon Mobil en contra de Venezuela, Petróleos de Venezuela (Pdvsa) disolverá cualquier sociedad con esa transnacional, dijo el presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez.

El también ministro de Petróleo y Minería manifestó que "esperamos el resultado de Ciadi para finales de este año o principios del próximo para disolver cualquier sociedad que tengamos con la empresa norteamericana Exxon Mobil", lo que incluye a la refinería Chalmette en la localidad de Louisiana, Estados Unidos.

Cerro Negro (hoy en día Petromonagas), considerado en su tiempo el negocio más importante de las cuatro asociaciones estratégicas de la Faja del Orinoco armadas en plena Apertura Petrolera, comprometió su crudo a la refinería Chalmette, compartida en sociedad 50%-50% entre Pdvsa y Exxon Mobil.

Rafael Ramírez no dio detalles del esquema que emplearían para disolver la última sociedad que queda en pie entre ambas gigantes petroleras, cuya relación catalogó de "complicada desde sus inicios".

"Exxon no se apegó al proceso de desmontaje de la nefasta Apertura Petrolera instaurada en el pasado. Y pretendió que se le indemnizara con una cifra mil millonaria. Pero lo hemos venido derrotando desde sus propios arbitrajes, ellos aspiraban a US$12.000 millones en la Cámara de Comercio Internacional, luego US$7.000 millones, pero como todos saben, terminaron por concederles un pago de US$925 millones, que con todos los descuentos que estaban pendientes terminamos por cancelarles US$250 millones", destacó con satisfacción Ramírez.

Petromonagas será refinería. Para Petromonagas hay, sin embargo, planes. La idea es convertir el mejorador existente en una refinería de productos terminados, y dejar de enviar el crudo para que sea procesado en Chalmette.

"Nos dejaban el coque y el azufre, y ellos (Exxon Mobil) hacían la ganancia en territorio norteamericano. Estamos estudiando entonces la posibilidad de conversión a refinería", dijo el titular de Pdvsa.

Este mejorador, que produce actualmente 120.000 barriles por día, es operado con esfuerzo propio de Pdvsa, y se estima que eleve su producción para el cierre de 2012 a 145.000 barriles por día.

Internacionalización. Pdvsa inició, conjuntamente con el desmontaje de los antiguos negocios con las transnacionales petroleras, la evaluación minuciosa de sus activos en el exterior; análisis que dio al traste con varios de ellos, entre los que se cuentan dos refinerías de asfalto en Estados Unidos, además de la venta de 4.000 estaciones de servicio, del terminal Borco en las Bahamas, "que resultó un pésimo negocio", y la participación en la refinería Ruhr Oel, en Alemania.  

El titular del despacho energético destacó, luego de la enumeración de los activos de los que se ha desprendido Pdvsa, que están en trámites para liquidar la sociedad con la empresa Nynas -donde mantiene una participación accionaria de 50%-50% con la firma finlandesa Neste Corporation- y que opera refinerías en Suecia, Bélgica y Reino Unido.

La razón que esgrime Ramírez para decidir poner en venta la parte de Pdvsa en la mencionada sociedad es que los contratos de suministro definidos "no valorizan en su justa dimensión el crudo venezolano".

Pese a que la estatal petrolera se ha desprendido de esos negocios, según Ramírez, Pdvsa ha incrementado el valor de su activos mundiales de US$49.577 millones en 1999 a US$185.420 millones en 2011, período que se corresponde con los 13 años de gestión del gobierno del presidente Hugo Chávez, destaca el titular de petróleo.

Pero Ramírez recuerdó que Venezuela definió nuevos parámetros de sociedad a escala mundial, no sólo a través de la participación de Pdvsa en nuevos negocios, sino que también por medio de la selección de nuevos destinos de suministro, enfocados bajo parámetros geopolíticos.

"Ahora vendemos más a Suramérica, a Centroamérica, seguimos vendiendo a Estados Unidos, más en Europa y mucho más al mercado asiático", indicó.

Inversiones. "Petróleos de Venezuela sigue y seguirá entre las grandes petroleras del mundo, a pesar de la guerra que la oposición le ha declarado no sólo a la industria, sino que también a sus trabajadores. La mala intención de hacer ver a la principal compañía del país como una empresa quebrada no hace mella en Pdvsa, que no sólo ha invertido a razón de US$7.344 millones interanuales en 13 años, sino que tiene por socias a las principales empresas petroleras del mundo", dice Ramírez.E

n la Faja del Orinoco, por ejemplo, dijo el alto funcionario, "está pasando algo extraordinario, marcha el plan que tiene como meta incrementar a 3,5 millones de barriles por día la producción para este año, y a cuatro millones de barriles diarios de cara a 2014".

Ramírez da fe de que la actividad en la Faja "apalancará el desarrollo de esa zona y del país en general más allá de lo que es posible imaginar".