México. Pemex Refinación, subsidiaria de la paraestatal Petróleos Mexicanos, dio a conocer este lunes acuerdos con las empresas Axens North America Inc. y Jacobs Nederland B.V. para el desarrollo de la nueva refinería de Tula, estado de Hidalgo (centro).

Axens North America Inca estará encargada de la ejecución de diseño de proceso, licencias y asistencia técnica de las plantas hidrotratadora de gasóleos, mientras que  Jacobs Nederland B.V. se encargará de la planta recuperadora de azufre.

La ingeniería para la hidrodesulfuradora de gasóleos que desarrollará Axens tendrá una capacidad para procesar 121.000 barriles al día y producirá gasóleo con bajo contenido de azufre y de compuestos poliaromáticos, los cuales servirán de carga a la planta de desintegración catalítica (FCC), indicó Pemex en un comunicado.

Según la información dada a conocer a la Bolsa Mexicana de Valores, el esquema seleccionado cuenta con tecnologías "EquiFlow" y "Advanced Catalytic Engineering" (ACE) de Axens, las opciones más adecuadas en la evaluación de alternativas tecnológicas que llevó a cabo Pemex Refinación con la participación del Instituto Mexicano del Petróleo.

Por su parte, la empresa Jacobs Nederland B.V. ejecutará el paquete de servicios para la planta recuperadora de azufre con capacidad de proceso de 1.920 toneladas diarias.

La nueva planta estará dividida en tres trenes con capacidad para procesar 640 toneladas por día.

Cada uno contará con una alta integridad térmica para lograr un índice energético global dentro de los estándares internacionales y el azufre recuperado alcanzará una pureza de 99,9%, con lo cual se cumplirá plenamente con las normas y requerimientos ambientales del país, señaló la paraestatal mexicana.