Ciudad de México. Petróleos Mexicanos y BlackRock estarán ejerciendo inversiones cercanas a los 700 millones de dólares en el desarrollo del Proyecto Golfo Centro, el cual permitirá el suministro de gasolinas y diesel desde el puerto de Tuxpan, Veracruz, a la zona centro del país.

De acuerdo con información de la petrolera nacional, este plan tiene como principal objetivo generar ahorros en la logística de los combustibles, así como asegurar la comercialización de estos y coadyuvar con ello a la generación de valor.

Es así que este proyecto consiste en la construcción de dos posiciones de descarga en el muelle de Tuxpan, desde donde se conectará a un sistema de poliductos cuya extensión será de 318 kilómetros hasta la nueva Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) Región Centro, la cual tendrá una capacidad de aproximadamente 300 mil barriles, de acuerdo con datos de Pemex.

Asimismo, se contempla la construcción de infraestructura consistente en una central de almacenamiento y bombeo Arco Norte con capacidad de 750 mil barriles.

“De este modo se logrará mejorar la confiabilidad y eficiencia operativa así como disminuir los costos en el suministro de petrolíferos, complementando la producción de las refinerías de Tula y Salamanca con producto de importación”, asegura la empresa.

Pemex detalla que la inversión total de este proyecto es de 700 millones de dólares, pero aclara que la estructuración financiera se hará en conjunto con BlackRock, siendo este un primer desarrollo luego de firmar el memorándum de entendimiento entre ambas empresas, en mayo pasado.

“El mercado de la zona centro del país es estratégico para Pemex, no sólo por el alto volumen que representa y la concentración de la demanda sino porque cuenta con refinerías en Hidalgo y Guanajuato, por lo que es fundamental asegurar la comercialización”.

En meses pasados, Petróleos Mexicanos firmó un nuevo memorándum de entendimiento con BlackRock, el cual tiene como objetivo principal llevar a cabo el desarrollo de proyectos de infraestructura energética, ya que la segunda aportará su experiencia financiera, su capacidad de manejo de riesgo y sus fuentes de financiamiento

Este tipo de acciones forman parte de la estrategia que busca seguir Pemex para asociarse o hacer alianzas con la iniciativa privada que le permitan contar con el capital necesario para llevar a cabo obras que considera prioritarias.