Buenos Aires. La petrolera estatal argentina Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) subió hoy un 1% el precio de los combustibles en el país, el segundo aumento que se registra en julio y el sexto en lo que va del año.

La nafta y el gasóleo se encarecieron debido al aumento en los precios de los biocombustibles, autorizado por el gobierno argentino el pasado lunes como parte del plan anunciado en junio pasado por el Ministerio de Energía.

El pasado 1 de julio los combustibles en Argentina subieron 5%, por encima del 3% anunciado por el Ejecutivo, lo cual responde a la devaluación del peso argentino frente al dólar.

El incremento anunciado por el Ministerio de Energía se soportaba en la intención de "morigerar el impacto en los precios finales de estos combustibles del incremento de costos de la industria (...) la tasa de cambio y el costo de los biocombustibles".

La medida incluye además el impuesto anunciado el viernes por la Administración Federal de Ingresos Públicos a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono del 6,7%.

Con el nuevo aumento, un litro de nafta Super de YPF cuesta ahora 28,11 pesos (US$1,00, según el tipo de cambio flotante), mientras que el precio por litro del gasóleo es de 24,44 pesos (0,87 centavos de dólar) y el del gasóleo Premium es de 29,30 pesos (US$1,04).

Los dos aumentos de julio son los primeros que se dan tras la salida el pasado 16 de junio del entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien fue sustituido por Javier Iguacel.