La Paz. “Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) exhorta una vez más a la Capitanía del Pueblo Guaraní Takovo Mora a viabilizar el proceso de construcción de la Planta de Separación de Líquidos Río Grande”, a través de un comunicado de prensa publicado en este periódico.

Se advierte que “para construir la planta necesitamos con urgencia la licencia ambiental, su obtención enfrenta un sinnúmero de problemas”.

Y se detalla que “la marcha del Tipnis interrumpió la Consulta y Participación durante 2 meses, luego se reinició la misma, al finalizar dicha consulta la APG Takovo Mora presentó una demanda contra una Resolución Suprema acerca de la titulación de tierras, que previamente aceptaron el mes de junio en un marco de respeto a los derechos de los pueblos indígenas. Esta decisión paralizó nuevamente la obra y la misma se encuentra en la actualidad interrumpida”.

YPFB recuerda que esta planta procesará un caudal de 5,6 millones de metros cúbicos por día de gas natural para obtener 350 toneladas métricas diarias de Gas Licuado de Petróleo (GLP) y 600 barriles de gasolina natural por día.

Se enfatiza que es un proyecto de necesidad nacional que debe entrar en funcionamiento en diciembre de 2012 para autoabastecer el mercado de GLP y avanzar en la industrialización del gas.

La planta será construida en la provincia cruceña Cordillera. Ahora se tiene un avance físico del 35,2% y está a cargo de la empresa argentina Astra Evangelistas SA (AESA).