Santiago. En medio de la crisis que está viviendo la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) de Chile, por su presunta responsabilidad en los episodios de contaminación en Quintero y Puchuncaví, la directiva ha anunciado malas noticias.

Se trata de un plan de ajuste que responde a las millonarias pérdidas que ha registrado la empresa, la cual acumula más de US$150 millones en pérdidas (septiembre); es decir, mas de 10.000 millones de pesos chilenos.

El plan, dentro de sus consideraciones para ahorrar costos, determina el despido de alrededor de 500 trabajadores de ENAP: un 13% de la dotación de personal total, consigna La Tercera.

Al respecto, la empresa se refirió a la situación, admitiendo la compleja etapa que están atravesando debido al contexto internacional del petróleo y su alto precio.

"Como ha sido informado por la empresa a sus trabajadores y también públicamente, ENAP ha visto empeorar sus resultados a causa de la fuerte caída en los márgenes internacionales de refinación, además de una considerable alza en los precios del crudo que ha gatillado mayores costos de producción. Existe, además, un sostenido nivel de endeudamiento, superior a la capacidad generadora de recursos de la compañía", explicaron según el mencionado medio.

"Estamos conscientes que estas medidas pueden ser dolorosas, pero creemos que tenemos la obligación de poner el futuro de la empresa por delante, haciendo lo necesario para ser más productivos, aportar al país y cumplir con nuestras obligaciones con la región y con todos los chilenos", agregaron.

Los despidos, según informaron, se deberían hacer efectivos durante las próximas semanas.