Paris. Aunque en forma tardía, la petrolera francesa Total ve un enorme potencial en los yacimientos de Brasil y espera entrar a la ronda de licitaciones de licencias que el país llevaría acabo en el 2011 o 2012.

Total anunció la semana pasada la adquisición de un interés del 20% en las 54 licencias de BM-S de Royal Dutch Shell costa afuera de la Cuenca de Santos, 200 kilómetros al sur de Río de Janeiro, donde ambos grupos esperan comenzar perforaciones exploratorias a finales de año.

Este es simplemente el primer paso, dijo, Marc Blaizot, director de geociencias de Total. El grupo francés se estableció al oeste de Africa, norte de Europa y en Orientemedio, pero aún no tiene activos productivos en Brasil.