Paris. Una mayor producción petrolera impulsó un aumento del 28% en la ganancia neta de Total el año pasado, lo que permitió a la firma francesa elevar su dividendo y anunciar planes de recompra de acciones.

La ganancia neta ajustada alcanzó los US$10.060 millones, ayudada por un aumento del 5% en la producción.

La compañía dijo este jueves que aumentará su dividendo un 10% en los próximos tres años y que planea recomprar US$5.000 millones en acciones entre 2018 y 2020.

Las acciones de la petrolera subían un 1,6% a las 1205 GMT, frente a la caída del 0,98% del índice sectorial europeo de gas y petróleo.

Su beneficio neto en el cuarto trimestre aumentó un 19% a US$2.900 millones, en comparación con el pronóstico promedio de analistas de US$2.800 millones. La producción de petróleo, sin embargo, se situó ligeramente por debajo de la estimación promedio de los analistas.

"Las cifras fueron buenas. En el caso de Total, tiene suficiente efectivo para aumentar las inversiones y realizar una recompra de acciones, por lo que todo parece razonablemente positivo", dijo Ion-Marc Valahu, gestor de fondos de Clairinvest, que posee acciones de Total.

El presidente ejecutivo de Total, Patrick Pouyanne, dijo que la empresa planea compras por alrededor de US$2.000 millones en 2018 y que la compañía volvería a los patrones normales de contratación de personal tras un receso de tres años.