Buenos Aires. La petrolera argentina Pan American Energy (PAE) invertirá US$3.400 millones en los próximos cinco años para aumentar su producción de gas natural, dijo este viernes el gobierno.

A cambio, la compañía energética podrá beneficiarse de un alza en los precios regulados del gas natural en boca de pozo, un premio que otorga el gobierno de la presidenta Cristina Fernández a las empresas que invierten en hidrocarburos.

"(La inversión generará) un crecimiento del 4,3% en la inyección anual de gas de la empresa por el período 2013-2017, lo que redundará en un aumento de 4 millones de m3/día adicionales hacia el final" del 2017, dijo el Gobierno en un comunicado sin detallar el plan estratégico de la petrolera.

Las compañías energéticas en Argentina están obligadas a comunicar sus previsiones de inversión al ministerio de Economía, que puede vetarlas si considera que no está alineadas con las necesidades energéticas del país.

El gobierno anunció recientemente un alza del precio de gas natural en boca de pozo para los nuevos campos a US$7,5 por millón de unidades térmicas británicas (BTU) desde el máximo de US$5 que se paga actualmente.

La medida busca alentar el desarrollo de los gigantescos recursos de hidrocarburos no convencionales que tiene el país y que podrían permitirle recuperar su independencia energética.

Argentina está obligada a realizar millonarias importaciones de gas natural y productos refinados todos los años debido al declive de su producción por la madurez de sus campos y a la falta de inversiones por la desconfianza que generan algunas medidas de intervención en la economía que impulsa Fernández.

Las importaciones energéticas pusieron en riesgo el superávit comercial clave con que se financia la economía.

La petrolera británica BP tiene una participación del 60% de PAE, aunque la compañía es administrada por una firma local cuyo capital se reparte en partes iguales entre la china Cnooc y la familia local Bulgheroni.