Helsinki. La compañía petrolera finlandesa Neste Oil redujo su beneficio neto un 61% en el primer trimestre de 2013 respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 47 millones de euros, informó este miércoles la empresa.

Neste Oil obtuvo un beneficio bruto de explotación (ebitda) de 166 millones de euros entre enero y marzo, 39% menos que en el primer trimestre de 2012.

Su beneficio operativo cayó un 55% hasta los 86 millones de euros, aunque sus ganancias operativas comparables (sin contabilizar ingresos y gastos extraordinarios) aumentaron un 70%, hasta los 135 millones de euros.

Según Neste Oil, los resultados comparables son los que más fielmente reflejan la rentabilidad de su negocio, al excluir ganancias o pérdidas no relacionadas con el rendimiento real de la compañía.

La facturación de la petrolera ascendió a 4.258 millones de euros, un 4,4% menos, debido principalmente a la caída del precio del crudo en relación al primer trimestre del año anterior.

Pese a vender menos, su beneficio neto comparable se incrementó un 130% hasta los 83 millones de euros, gracias al aumento del margen de ganancia en el refinado del crudo, el principal negocio de la compañía.

El margen total de refinado creció un 29% respecto al primer trimestre de 2012 hasta alcanzar los US$11,54 por barril, empujado principalmente por el aumento de la rentabilidad en la producción de diesel.

También contribuyó positivamente la nueva división de combustibles renovables, cuyas ventas aumentaron un 10% hasta los 513 millones de euros, logrando registrar ganancias comparables por primera vez en su historia.

Esta división, la gran apuesta de la compañía para cimentar su futuro crecimiento, produjo 400.000 toneladas de biodiésel a partir de aceites vegetales en el primer trimestre del año, un 26% más que en el mismo periodo de 2012.

Neste Oil quiere convertirse en el mayor productor mundial de biocombustibles, para lo cual ha invertido 1.220 millones de euros en la construcción de dos gigantescas plantas en Singapur y Rotterdam (Holanda), con una capacidad conjunta de 1,6 millones de toneladas anuales.