Moscú. La tercera mayor petrolera de Rusia, TNK-BP, dijo este miércoles que aprobó inversiones de US$180 millones para los próximos tres años en el bloque Junín 6 de Venezuela, como parte de un acuerdo entre ambos Estados para acceder al gigantesco depósito.

La empresa dijo también que invertirá US$1.700 millones en dos proyectos siberianos clave en el mismo período, indicando un aumento del gasto de capital este año, mientras busca acelerar el crecimiento de la producción.

El futuro presidente ejecutivo del emprendimiento, Maxim Barsky, dijo en diciembre a Reuters que la firma, participada en 50% por la petrolera BP , recortará unos dividendos que eran muy generosos para hallar los miles de millones de dólares necesarios para acceder a gigantescos nuevos depósitos.

Dijo que el cambio respecto de la estrategia anterior indicaba que las hostilidades entre BP y los copropietarios vinculados con Rusia, que alteraron la confianza de los inversores en Rusia, ahora habían quedado en el pasado.

Este miércoles, la empresa dijo que invertirá US 1.700 millones en un plazo de tres años en sus dos proyectos siberianos, Uvat y Verkhnechonsk, pilares del crecimiento de su producción futura.

Un ejecutivo de la empresa dijo que dos tercios de esa suma, o más de US$1.000 millones, podrían ser invertidos este año, un alza desde alrededor de US$ 900 millones en 2009.

"Todo es para acelerar el crecimiento", dijo el responsable, agregando que la firma posiblemente aprobará sus gastos generales de capital para el 2010 en 4.000 millones de dólares, el límite superior del rango indicado previamente de 3.500 millones de dólares-4.000 millones de dólares.