Copenhague. La petrolera noruega Statoil ganó 6.400 millones de coronas noruegas (842 millones de euros) netas en el primer trimestre, un 58% menos que en el mismo período del año anterior, informó este jueves la compañía.

El resultado se explica por el descenso en la producción de gas y petróleo y en los precios de estos.

La ganancia antes de impuestos bajó un 44% hasta 32.200 millones (4.237 millones de euros).

El beneficio neto de explotación fue de 38.000 millones (5.001 millones de euros), 34% peor.

La petrolera controlada por el Estado noruego obtuvo unos ingresos de 161.700 millones (21.280 millones de euros), lo que supone una caída del 17%.

La producción de equivalentes de petróleo se redujo un 9% hasta 1,99 millones de barriles al día.

Durante el primer trimestre, Statoil realizó doce prospecciones, la mitad en la plataforma continental noruega y el resto en el extranjero, que resultaron en siete descubrimientos de yacimientos.

El director ejecutivo de la compañía, Helge Lund, señaló en un comunicado que Statoil mantiene su objetivo de aumentar su producción anual entre 2 y 3% de 2012 a 2016, para llegar a los 2,5 millones de barriles de equivalentes de petróleo al día en 2020.

Las acciones de Statoil bajaban 2,8% en la Bolsa de Oslo a las 7.34 GMT.