Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dijo este lunes que adjudicó US$3.000 millones de bonos amortizables al 2017, el monto total de una emisión lanzada la semana previa, en una operación que tuvo una demanda que más que duplicó el monto ofertado.

La entidad recibió un total de 105.357 órdenes de compra válidas por un monto de US$46.985 millones, lo que representa una demanda del 133% del monto nominal ofertado.

La emisión busca aliviar el débil flujo de caja de la estatal, pagar nacionalizaciones y mantener el alto gasto social.

Asimismo, la operación permite a inversores locales hacerse con divisas al margen del control de cambios vigente en el país petrolero desde el 2003.

Tras devaluar en enero, el gobierno fijó dos tipos de cambio, uno de 2,6 bolívares por dólar para bienes de primera necesidad y otro de 4,3 bolívares para el resto, mientras que las empresas pueden hacerse con billetes verdes a unos 5,3 bolívares en el nuevo sistema cambiario oficial.

El bono será amortizado en partes iguales y consecutivas en noviembre del 2015, 2016 y 2017.

Pdvsa inició hace dos semanas una operación de canje voluntario de US$3.000 millones del Petrobono 2011 por uno nuevo con vencimiento a 2013 y un cupón del 8%.

En agosto, Venezuela adjudicó US$3.000 millones Bonos Soberanos Amortizables 2022 a la par, con un atractivo cupón del 12,75% .