A un año de la otorgación de un crédito concesional de US$1.000 millones, el Banco Central de Bolivia (BCB) efectuó este lunes el primer desembolso a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) por un valor de 34,9 millones de bolivianos (US$4,94 millones).

El 10 de septiembre del 2009, el BCB otorgó el crédito a la petrolera estatal por un período de 20 años con una tasa de interés del 1% y un período de gracia de cinco años.

“En el marco de su política de transparencia institucional y en cumplimiento de la decimooctava cláusula (transparencia), el Banco Central de Bolivia comunica que en fecha 7 de octubre del 2010, ha efectuado el primer desembolso a favor de YPFB por el monto de 34.925.800 bolivianos, señala la nota de prensa institucional del BCB.

Conforme a lo suscrito en el contrato entre ambas entidades, la Gerencia de Asuntos Legales de la entidad bancaria estableció que YPFB cumplió con todos los requisitos y la presentación de la documentación solicitada que incluye el plan de inversiones y cronograma de pagos aprobados.

Objetivos. En septiembre del 2009 el presidente de la petrolera estatal Carlos Villegas explicó que el crédito ayudaría a implementar los proyectos contemplados en el Plan de Inversión 2009-2010.

Inicialmente, el 30% de los US$1.000 millones del BCB se destinaron como capital de arranque a la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH).

Del restante 70% del crédito se contempla que el 34,7% se destine a proyectos productivos de YPFB; el 16% a la mejora de la capacidad de transporte y almacenamiento; el 15% a la creación de una planta de separación de gas en la región del Chaco (Tarija); y el restante 0,3% a la ampliación de las refinerías Gualberto Villarroel (Cochabamba) y Guillermo Elder Bell (Santa Cruz), precisó Villegas.

En los próximos cinco años, dijo, “YPFB tiene que invertir US$10.745 millones para asegurar todos los proyectos hidrocarburíferos”.